El mejor/peor año de nuestra vida

  

       Quién podría decir que ya nos encontramos en pleno mayo, rodeados de exámenes finales.
      El recuerdo de septiembre permanece fresco, como si apenas hubieran pasado unos días de aquel comienzo, entre inquieto y emocionado, del que iba a ser nuestro último curso.

      La angustia existencial, la falta de tiempo, la desagradable sensación de que el mayor esfuerzo no era suficiente… en apenas unas semanas todo ello habrá acabado; y, a pesar de todo, sabremos recordarlo con cariño, como algo especial. Este curso ha supuesto una tensión continua, sí, pero creo que jamás seríamos capaces de agradecer todos los beneficios que hemos obtenido de él.
      Gracias a la exigencia, acompañada muchas veces de paciencia y ánimo, que los profesores han mostrado a lo largo de todo el año, no solo hemos aumentado tremendamente nuestro conocimiento, sino que también hemos madurado como personas.

      Gracias. A pesar de haber sido el peor año de nuestra vida, al mismo tiempo ha sido el mejor.

Concluyo esta última entrada con la ilusión y el cariño de haber podido compartir esta experiencia con mis compañeros de clase. Ahora, lo mejor está aún por llegar…     


Resumen

      El presente texto expone la anormal situación que se produce en Brasil en lo referente a la elevada cantidad de nacimientos de gemelos, especialmente en el pueblo de Sâo Pedro.
       Como aclara la genetista Úrsula Matte, las teorías que relacionan tal cantidad de gemelos con experimentos del médico nazi Josef Mengele, o con cualidades de un mineral extraño en el suministro de agua, son erróneas. La causa que provoca este elevado porcentaje de gemelos sigue siendo, actualmente, un misterio.


Redacción del análisis sintáctico

 

   “Me pregunto si hubiera leído lo que firmaba en el caso de tener las gafas puestas”

      Se trata de una oración compuesta por subordinación sustantiva. Por la actitud del hablante , o “modus”, se puede clasificar como enunciativa afirmativa; en cuanto a su naturaleza gramatical, o “dictum”, es una oración activa, predicativa y transitiva.

      El sujeto de la oración (primera persona del singular yo) se encuentra omitido. El núcleo del sintagma verbal predicado es el verbo pregunto (presente de indicativo), el cual cuenta con un sintama nominal en función de complemento indirecto, formado por el pronombre personal me, y una proposición subordinada sustantiva que actúa como complemento directo (si hubiera leído lo que firmaba en el caso de tener las gafas puestas).

      La mencionada subordinada sustantiva cuenta con la conjunción si, como nexo; está constituida por una proposición principal, o “apódosis”, (hubiera leído lo que firmaba) y una proposición subordinada adverbial condicional, o “prótasis”, (en el caso de tener las gafas puestas). 
      La “apódosis” se trata, a su vez, de una oración compuesta, en este caso por subordinación adjetiva sustantivada. Según la naturaleza gramatical se trata de una oración activa, predicativa y transitiva, cuyo sujeto vuelve a ser primera persona del singular, yo. El núcleo del sintagma verbal predicado es el verbo hubiera leído, a continuación del cual se encuentra una subordinada adjetiva sustantivada en función de complemento directo(lo que firmaba); esta proposición, la cual puede clasificarse como activa, predicativa y transitiva según su naturaleza gramatical, presenta el sujeto omitido (primera persona del singular, yo), la conjunción que en función de nexo, como núcleo del sintagma verbal predicado el verbo firmaba y, por último, el sintagma nominal (constituido por el pronombre personal lo) que actúa como complemento directo.
      En lo referente a la “prótasis”, puede clasificarse según su naturaleza gramatical como una oración activa, predicativa y transitiva. Cabe señalar la locución preposicional en el caso de, que cumple el papel de nexo. En consecuencia, el resto del enunciado compone el sintagma verbal predicado (tener las gafas puestas), cuyo núcleo, al ser una forma impersonal (verbo tener, infinitivo), exige un sujeto contextual, que se trata de la primera persona del singular, yo. Como complemento directo del verbo se encuentra el sintagma nominal las gafas; el sintagma adjetival (formado por el adjetivo calificativo puestas), constituye un complemento predicativo de complemento directo.


Los santos inocentes

Libro obligatorio, 3ª evaluación.

Título: Los santos inocentes.

Autor: Miguel Delibes.

      “(…) y el señorito Iván tras él, a largas zancadas, la escopeta abierta, humeante, reía,
    será imbécil, el pobre,
como para sí, y, luego elevando el tono de voz, 
    ¡no te preocupes, Azarías, yo te regalaré otra!
pero el Azarías, sentado orilla una jara, en el rodapié, sostenía el pájaro agonizante entre sus chatas manos, la sangre caliente y espesa escurriéndole entre los dedos, sintiendo, al fondo de aquel cuerpecillo roto, los postreros, espaciados, latidos de su corazón, e, inclinado sobre él, sollozaba mansamente,
    milana bonita, milana bonita.”


     
        El perfil realista de la obra de Miguel Delibes es una clara crítica a la presión que los poderosos someten a sus siervos, cuyo analfabetismo les hace carecer de medios para luchar contra la desigualdad social.
      Los protagonistas de esta historia son componentes de esta clase humilde, asfixiada bajo el yugo de una sociedad aún jerarquizada como en tiempos remotos: Paco, secretario de caza del señorito Iván, envejecido, tras fracturarse una pierna, es aun obligado a seguir a su amo, que le exige que olvide el dolor y le ayude a cazar. Tal distanciamiento entre señores y siervos desencadenará inevitablemente una tragedia. Azarías, hermano deficiente mental de la mujer de Paco, será quien le sustituya como secretario. Tras una mañana de caza infructuosa, el señorito Iván dispara a la graja que Azarías había cuidado y amaestrado con un inmenso cariño. Como una rebelión dramática a tanto abuso, egoísmo y deshumanización, el inocente acabará matando al señorito Iván.    

      Al igual que en Los cachorros, la forma de narrar es diferente, nueva y ágil. La lectura me ha resultado tremendamente amena e interesante, y la sensibilidad de las descripciones, cautivadora. El modo en que se refleja la opresión que padecen los sectores marginados y la sumisión con la que aceptan las injusticias les confiere el título incuestionable de santos inocentes.


Tres sombreros de copa

Libro voluntario, 3ª evaluación.

Título:  Tres sombreros de copa.

Autor:  Miguel Mihura.

      “PAULA saluda con la mano, tras los cristales. Después se vuelve. Ve los tres sombreros de copa y los coge…
Y, de pronto, cuando parece que se va a poner sentimental, tira los sombreros al aire y lanza el alegre grito de la pista
      <<¡Hoop!>> Sonríe, saluda y cae el

                                   TELÓN.”


     
Esta obra de teatro desarrolla una noche de la vida de Dionisio. Una noche importante, la víspera de su matrimonio, y la pasará alojado en su hotel habitual. Jamás podría sospechar que su vida se estremecería tanto al entrar en su habitación una joven chica rubia, Paula. Ella y el ballet de Buby Barton trastocarán su forma de pensar, conformista, sometida a la rutina, resignada a hacer lo estipulado. Pero a pesar de ello, y de estar locamente enamordado de Paula, no consigue liberarse de la realidad que lo obliga a casarse y seguir una vida corriente y aburrida.
      Con una gran originalidad se contrapone la burguesía enrequecida, correcta socialmente, pero hipócrita, y la bohemia más disparatada, libre, vital y alegre.

      Hacía tiempo que no me reía a carcajadas con un libro. Los diálogos absurdos y sorprendentes conllevan a una lectura amena y muy entretenida. Ciertos personajes están cargados de matices, simbología, e incluso, de crítica.
     La historia me ha despertado gran interés, hasta el punto de querer ver, cuando el tiempo me lo permita, una representación de la obra.

http://www.youtube.com/watch?v=euwbNW0Ryhs


Los cachorros

Libro obligatorio de la 3º evaluación.

Título: Los cachorros.

Autor: Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010

       ”A veces ellos se duchaban también, guau, pero ese día, guau guau, cuando Judas se apareció en la puerta de los camerines, guau guau guau, sólo Lalo y Cuéllar se estaban bañando: guau, guau, guau, guau.
[…] Ahí, encogido, losetas blancas, azulejos y chorritos de agua, temblando, oyó los ladridos de Judas, el llanto de Cuéllar, sus gritos, y oyó aullidos, saltos, choques, resbalones y después solo ladridos.”

      La obra, haciendo uso de una prosa fluida e impactante, desarrolla la historia de la vida de Cuéllar. Nuevo en el colegio y diferente al resto para siempre debido al terrible accidente, la castración por culpa del mordisco del perro del colegio, Judas.
      Desde ese momento, Pichula Cuéllar intentará adaptarse al machismo impuesto por la sociedad destacando y llamando la atención; cometerá locuras desafiando temerariamente al peligro.
      Solo al enamorarse de Teresita parece madurar y estar dispuesto a aceptarse, buscando soluciones médicas a su problema para poder estar con su amada. Sin embargo, no encuentra ninguna resolución. Su miedo y su sensación de ser un inadaptado le llevarán al fracaso. Cuéllar jamás alcanzará la madurez, estancándose para siempre en la adolescencia incomprendida; separándose de la trayectoria de sus amigos y muriendo en un accidente, sin haber formado un hogar.

      El estilo de este relato corto es completamente nuevo, la velocidad de la narración la hace más impactante: el diálogo se mezcla con la descripción, con sonidos, interjecciones e incluso pensamientos. Por todo esto se consigue el desconcierto y a veces la inexactitud, haciendo una lectura diferente, innovadora, que cambia con cada interpretación del lector.


Restos de Carmín

 Libro voluntario de la 3ª evaluación.

Título: Restos de carmín.

Autor: Juan Madrid.

      “-Otro español más en el centro del mundo y no te enfades, Federico […]. Es como en los tiempos de Roma, ¿verdad? Nueva York está llena de pintores, artistas y escritores de todas partes. Vienen a triunfar, como si esto fuera la Roma Imperial del siglo I. Y no lo es, Nueva York es la Roma decrépita del siglo VI, cuando los bárbaros la poseían. Pero vosotros no lo sabéis, claro. Venís de todos los rincones del Imperio a conquistar Nueva York. Y no sabéis que los bárbaros ya se han adueñado de ella. ¿Sabes quiénes son los nuevos bárbaros, Federico? […] Nosotros, los hispanos.”

      El protagonista de esta novela, Federico, abandona Madrid con la ambición característica de los inmigrantes acogidos por la corrupta ciudad de Nueva York.
      Fotógrafo e intento de escritor, acabará vendiendo cocaína influenciado por la cantidad de droga que fluye por el hispano barrio de Alphabet Street. Conocerá a Santiago Arnó, cliente intelectual y millonario que le hará vanas promesas acerca de publicar sus fotografías, y que jamás llegará a pagarle.
      Estafado, enamorado de la mujer de Santiago, y nunca correspondido, su vida en la ciudad estadounidense se irá degradando hasta tocar fondo, tras lo cual huirá de nuevo a España pidiéndole dinero a su compañera Carmen Elena.
      La crudeza a la que se enfrentan los hispanos en Nueva York, especialmente los inmigrantes ilegales (palizas policiales, talleres ilegales infrahumanos, prostitución, drogas,…) es recogida por el protagonista en forma de testimonios de diversas personas como información para una novela que no llega a escribir.

       El rasgo que más me ha gustado de esta novela es la rapidez de su lectura, gracias a la fluidez del diálogo y a las acciones interesantes y claras. El protagonista no me ha causado ninguna simpatía dada su falta de voluntad y de inteligencia en algunas circunstancias. Me ha resultado interesante el lenguaje utilizado, que aporta más veracidad a los personajes (spanglish, expresiones cubanas, argentinas,…).