El mejor/peor año de nuestra vida

  

       Quién podría decir que ya nos encontramos en pleno mayo, rodeados de exámenes finales.
      El recuerdo de septiembre permanece fresco, como si apenas hubieran pasado unos días de aquel comienzo, entre inquieto y emocionado, del que iba a ser nuestro último curso.

      La angustia existencial, la falta de tiempo, la desagradable sensación de que el mayor esfuerzo no era suficiente… en apenas unas semanas todo ello habrá acabado; y, a pesar de todo, sabremos recordarlo con cariño, como algo especial. Este curso ha supuesto una tensión continua, sí, pero creo que jamás seríamos capaces de agradecer todos los beneficios que hemos obtenido de él.
      Gracias a la exigencia, acompañada muchas veces de paciencia y ánimo, que los profesores han mostrado a lo largo de todo el año, no solo hemos aumentado tremendamente nuestro conocimiento, sino que también hemos madurado como personas.

      Gracias. A pesar de haber sido el peor año de nuestra vida, al mismo tiempo ha sido el mejor.

Concluyo esta última entrada con la ilusión y el cariño de haber podido compartir esta experiencia con mis compañeros de clase. Ahora, lo mejor está aún por llegar…     

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: